Tecnologías que utilizamos: WordPress

24/01/2013 por lostium en Herramientas

Esta es la primera entrada de una serie donde os queremos contar las herramientas que utilizamos habitualmente en nuestro trabajo. Intentaremos no abusar de palabros y tecnicismos (aunque a veces nos pondremos gafotas y nos bajaremos al barro).

Comenzamos con WordPress, una de las herramientas favoritas para nuestro trabajo. Es complicado no conocerlo ya que es uno de los CMS o gestores de contenidos más populares del mercado.

WordPress, nuestro gestor de contenidos favorito

WordPress, nuestro gestor de contenidos favorito

Aunque todo el mundo lo conoce, no son tantos los que realmente saben de su potencial. Nos hemos encontrado clientes y amigos que cuando se lo recomiendas, lo primero que te dicen es: ‘yo no quiero tener un blog’. Hay una tendencia generalizada a asociar que WordPress es igual a tener un blog y nada más lejos de la realidad.

En sus comienzos nació para dar soporte a una extensa comunidad de bloggers, pero con el tiempo se ha convertido en un robusto CMS capaz de mantener cualquier tipo de aplicación web. Actualmente hay 60 millones de sitios corriendo con tecnología WordPress en Internet.

En nuestro caso lo utilizamos como un framework de desarrollo ya que nos facilita tareas básicas: operaciones CRUD, gestión de usuarios, recursos multimedia, comentarios y como es natural, gestionar los contenidos. Todo ello sin tener que tirar una sola línea de código, cosa que se agradece bastante.

Por otro lado, cuenta con una comunidad de desarrolladores que implementan cada día un buen número de plugins que pueden hacerte la vida mas sencilla. Si necesitas por ejemplo generar un sitemap o cachear tu sitio para minimizar el gasto de recursos, seguro que encuentras a alguien que ha implementado una solución, ahorrándote reinventar la rueda.

Todo hay que decir que también tiene sus sombras: si estas acostumbrado a lenguajes como JAVA o C++, seguramente mirarás con desprecio a lenguajes interpretados como PHP (nosotros lo hacíamos ;), no está del todo bien estructurado y la orientación a objetos se la pusieron con un calzador.

Pero si vas un poco más allá, te darás cuenta de que es un sistema flexible en el que realmente depende de ti, como programador, ser organizado y aplicar los patrones de diseño que necesites.

Volviendo a WordPress y simplificando a tope su arquitectura, se puede dividir en tres partes:

Wordpress - Arquitectura simplona

Norma básica: el núcleo no se toca. Si lo haces, bye bye a la posiblidad de actualizar la versión, con el consiguiente problema de seguridad y de pérdida de nuevas funcionalidades.

Las otras dos patas, plugins y themes realmente son las que nos permiten desarrollar aplicaciones a la medida.

Por regla general, creamos un plugin orientado a objetos con todas las funcionalidades que necesitamos, operaciones con el modelo de datos, obtención de información, interacción con otras APIs, etc.

A continuación creamos un theme desde cero, partiendo de la maquetación que hemos hecho en HTML5. Recortamos cada sección para completar sus correspondientes plantillas: portada, archivos, páginas, cabecera, pie, sidebar, comentarios… y además añadimos el código necesario para mostrar de manera dinámica el contenido gestionado por el CMS.

WordPress mantiene una extensa jerarquía de elementos que permiten conformar la presentación de la aplicación. Si te vas a dedicar a la creación de themes es imprescindible conocerla al dedillo.

Jerarquía de ficheros

Pincha solo si eres un valiente desarrollador

A grandes rasgos estos son los pasos que tomamos para implementar una aplicación Web con WordPress. En otros artículos profundizaremos a nivel técnico para enseñaros, por ejemplo, cómo hacemos plugins.

Etiquetas: