¿WordPress? Pero si yo no quiero un blog

29/04/2013 por lostium en Trabajo

Esta es una de las respuestas con las que nos topamos con más frecuencia a la hora de explicarle a un cliente cuál va a ser el gestor de contenidos que, por nuestra parte, queremos implementar en su proyecto. Resulta harto complicado de explicar a los clientes que, WordPress, no sirve solo para crear blogs. Creednos. MUY difícil.
wordpress mola
Y como en Lostium somos parcos en palabras, pero muy de demostrar que tenemos razón, decidimos que teníamos que hacer algo para no tener que dar tantas explicaciones. A fin de cuentas, y aunque somos “flexibles como juncos y ágiles como gacelas”, preferimos trabajar con herramientas con las que nos sentimos más cómodos y sabemos que podemos exprimir a fondo, que tener que reinventar la rueda y/o formarnos en la enésima herramienta que no volveremos a ver jamás. Como gestor de contenidos configurable y “tuneable” y bajo nuestro criterio, claro está, WordPress no tiene parangón. Así que nos decidimos a utilizar WordPress en un proyecto que no tuviera nada que ver con un blog, pero sí con contenidos de otro tipo, para dejar claras las capacidades de esta plataforma. Y que somos muy cazurros, vamos, que Salamanca es parte del Reino

Y entonces surgió la necesidad de rehacer Tuitrafico. Al principio, parecía algo de locos el querer “calzar” un WordPress en un proyecto de este tipo, donde se manejan grandes volúmenes de datos, información en tiempo real y visualizaciones con mapas e interacciones complejas. Pero al poco tiempo de comenzar con el desarrollo, llegó Antonio, que es el master and commander del back-end en Lostium Project, y me suelta: “¿Pues sabes qué te digo? Que esto lo podemos hacer correr todo bajo WordPress”. Yo, ojiplático, le devuelvo la típica mirada de: “Ya, claro, con un WordPress lo hacemos en dos patadas…”.

Pero el caso es que iba en serio. Y tras algunos meses de desarrollo, siempre menos de lo que nos hubiera gustado y muchos más de los planificados, lanzamos la nueva versión de Tuitrafico ejecutándose bajo un WordPress y además haciendo la aplicación multidispositivo mediante responsive web design . Aún nos quedan muchas cosas que pulir, somos conscientes de ser un equipo muy pequeño realizando labores muy heterogéneas, y que en muchas ocasiones nos son aún muy ajenas (pero todo llegará, menudos somos…). Pero, a falta de pasar la prueba del rendimiento y la exposición pública, podemos afirmar que no podemos estar más contentos con el resultado. Y si todo sale bien, esta es solo la primera fase de un proyecto que creemos que todavía tiene mucho recorrido.

Volviendo a WordPress, en la nueva versión de Tuitrafico contamos ahora con una plataforma fácilmente extendible, donde poder añadir funcionalidades con mucha mayor rapidez y agilidad, además de una gestión de contenidos unificada desde la cual actualizar de forma dinámica prácticamente cualquier contenido que aparezca en la aplicación. ¿Los comentarios? Para eso ya existe Disqus (que además nos permite mantener copia de los mensajes en nuestra base de datos, por si mañana cambiamos de opinión). ¿La gestión multimedia? Resuelta. ¿Paginación? Resuelto. ¿Tagging y categorización? Todo eso ya nos lo da WordPress. Si además le sumamos un buen sistema de caché como W3 Total Caché y un buen plugin de backup, nos hemos ahorrado un montón de horas de desarrollo, y muchos dolores de cabeza.

¿Y cómo hemos conseguido hacer todo esto? Pues yo no lo sé muy bien, para mi es poco más que brujería. En algún momento Antonio dará explicaciones. Pero lo que sí he de decir es que, como desarrollador front y diseñador un poco torpe, las veces que he necesitado modificar algo o añadir alguna pequeña funcionalidad, no he tenido mayor problema. Me ha bastado con hacer un par de búsquedas en el Codex, y ahí estaban las respuestas y los métodos para hacer lo que necesitaba. Y si no ya estaba Antonio que me lo explicaba. Con esto quiero destacar que WordPress es ya una plataforma lo suficientemente madura y desarrollada como para haber bajado un peldaño el nivel de abstracción y “hablar” un lenguaje mucho más humano y más fácil de comprender para los que no somos ninjas del código (pero tampoco tontos). Seguro que si me oye un purista me dirá que donde esté python y una mongo-db y mimimi… que se quite el resto. Pues lo que tú quieras, para gustos los colores. Si para ti son las herramientas que te funcionan y con las que trabajas mejor, no hay discusión posible. Nuestra intención, tanto cuando la pasta sale de nuestro bolsillo como cuando lo hace de el del cliente, es poder hacer el mayor número de productos de calidad en el menor tiempo posible. Puede que PHP no sea el lenguaje más cool del momento, nada que ver con Rails, donde vamos a parar… Pero ahí lo tienes corriendo… y con WordPress.

Etiquetas:

Qué es responsive web design. Lo básico.

01/02/2013 por lostium en Lost & Found

Lostiums,

Como parece que os enrolláis con esto del consultorio os quería preguntar: Eso del “responsive design”, ¿eso qué es lo que es?. Porque no paro de oir hablar de ello, pero no lo tengo nada claro.

Leo, Madrid.

Leer respuesta

Estimado Leo (mal comienzo, suena a “Querido Capricornio…”):

Hoy sabrás por fin qué es responsive web design, o como dice la R.A.E. «diseño web adaptable» recomienda Fundeu «diseño web adaptativo»:

(@RAEinforma había propuesto anteriormente «adaptable», pero no era muy acertado. Ahora la duda que nos queda es: ¿Cómo se va a acabar traduciendo “adaptive web design?”)

×Lo de @Fundeu en Twitter mola mucho: puedes lanzarles consultas a través de Twitter sobre el uso del idioma español (o castellano, es lo mismo) a cualquier hora del día, cualquier día de la semana. Un gran ejemplo de servicio que sabe aprovechar Twitter como un canal rápido y eficaz para comunicarse con sus usuarios. Nos gusta.

Volviendo al responsive design, y hablando de aplicaciones web, se trata de un planteamiento de diseño que permite crear apps que se “adaptan” al navegador en el que se ejecutan, mostrando una versión optimizada, ya se trate de un ordenador de sobremesa, una tableta, un móvil o cualquier otro dispositivo con pantalla. Conviene aquí no confundir el término “fluido” con “adaptatativo”. Adaptatativo quiere decir que no sólo el texto e imágenes crecen y decrecen en función del tamaño de la pantalla (fluídos), si no que el contenido se reagrupa y la disposición de elementos en la app cambia para mostrar de forma óptima su interfaz y contenidos, todo ello en función del tamaño y disposición de la pantalla del dispositivo del usuario. Esto se consigue gracias al uso de media queries, pero hablaremos de ello en otro artículo algo más técnico.

Pero como lo mejor es demostrar las cosas en la práctica, pon el cursor del ratón en la esquina inferior derecha de tu navegador, y arrastra haciendo la ventana más pequeña. Más pequeña… ¿Qué es lo que pasa? Que la web se reconfigura en función del dispositivo para optimizar su lectura y visualización.
Como intuimos que estás usando un móvil o tableta, será más difícil demostrártelo, pero si giras tu dispositivo, es más que probable que observes que algunas cosas cambian de sitio para facilitar su lectura.

Ejemplo de web responsive

×Si has conseguido retornar a la lectura después de la demo, entonces ya debes hacerte a la idea de en qué consiste el responsive design. Comentar también que existen servicios web donde puedes ver de un simple vistazo cómo se vería tu web responsive en distintos dispositivos móviles. Nuestras preferidas son Am I Responsive? y Responsinator.

¿Y esto es importante? Te preguntarás en tu fuero interno. Nosotros creemos que mucho: A la hora de abordar cómo mostrar tus productos o servicios en internet, ya sea a través de una web presencial o de aplicaciones complejas que ofrecen servicios diversos, el rango de potenciales dispositivos con los que los usuarios pueden ahora acceder va de smartphones con pantallas de 2 pulgadas a SmartTVs de 50″. En un mundo perfecto, si el cacharro tiene internet, tu servicio debería ser accesible y usable. Y gracias a técnicas como estas, puedes estar ofreciendo una experiencia óptima con acceso a las funcionalidades de tu app a todo ese rango de potenciales usuarios, y manteniendo un único acceso web. Si a esto le sumamos un área de administración con un WordPress personalizado como gestor de los contenidos, tenemos la herramienta perfecta para crear una aplicación multidispositivo y con una sóla entrada de datos.

Y todo lo anterior sin mencionar aún que el acceso vía móvil se ha generalizado tanto en los últimos años, que es de locos no prestarle atención: en el caso de Tuitrafico, ha pasado de un 14% de accesos móviles en 2011 a un 30% este último año y un 35% en el último mes (seguro que algo tiene que ver la compra compulsiva de tabletas durante las pasadas navidades). Si se mantiene ese ritmo de crecimiento, ¿qué hacemos todos que no estamos ya optimizando y construyendo plataformas que funcionen en móviles y tabletas?

Opciones existen, pero parecen mucho menos apetecibles: una versión optimizada para ordenadores de sobremesa, y las correspondientes versiones de apps para móvil y/o tableta, bien en HTML5 como hizo The Guardian a finales del año pasado, o nativas (una para cada sistema operativo móvil: iOS, Android, Windows8…). Sólo de pensarlo, me entran escalofríos… Menuda sangría.

El coste de desarrollar esta última opción es probablemente el doble o incluso el triple frente al coste de implementar diseño adaptatativo en una nueva web app. No sabemos si, como se ha publicado recientemente, será la tecnología del 2013 pero, en nuestro caso, tenemos la sensación de que se quedará un buen rato con nosotros.

×Nuestros últimos proyectos para clientes, Club de escritura Fuentetaja y Nik Mashup, también usan diseño responsive por si quieres “cacharrear” un rato con ellos.

Etiquetas: